Nacionales Titulares

Autoridades buscan mejorar lucha contra fraudes inmobiliarios

Autoridades del Ministerio Público y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) acordaron trabajar en conjunto para impedir las estafas en el comercio de viviendas en el país, delitos de miles de millones de colones anuales.

De igual forma, indican que si el delito ya se cometió, las instituciones compartirán información y pruebas que permitan fortalecer el proceso penal que dirija la Fiscalía. Ese fue el acuerdo al que llegaron esta mañana la fiscala general de la República, Emilia Navas Aparicio, y la jerarca del MEIC, Victoria Hernández, en una reunión sostenida en la Fiscalía Genera.

“No hay ninguna organización pública que no haya interiorizado que tenemos que trabajar de la mano. Independientemente de que el Ministerio Público interviene en el momento en que el delito se consuma, lo importante es que colaboremos con la parte preventiva, pues el objetivo es que haya menos víctimas de fraudes y, que en caso de que acontezcan los delitos, que trabajemos de la mano en traer la prueba para que estos hechos delictivos se tramiten debidamente”, explicó Navas.

La Fiscala General dijo que los fraudes inmobiliarios son más que un delito que afecta la economía de las víctimas.

“Este tipo de fraudes son una prioridad para la Fiscalía General, pues no se trata de un bien cualquiera, sino de bienes que afectan la dignidad humana. Comprar una casa significa construir un hogar, hacer un proyecto de vida, y para muchas familias eso implica deudas por hasta 30 años con entidades bancarias”, aseguró la fiscala Navas.

La Ministra se mostró complacida con la primera mesa de trabajo realizada con el Ministerio Público, en la cual ambas instituciones asumieron compromisos.

“Estamos haciendo una modificación de los reglamentos de ventas a plazo, específicamente en temas relacionados con compras de inmobiliarias y otros servicios como los funerarios, por ejemplo. A partir de lo ocurrido recientemente con una empresa inmobiliaria y la insatisfacción de los consumidores, buscamos la forma de coordinar esfuerzos con la Fiscalía y, desde el Ministerio de Economía, Industria y Comercio, reforzar lo que corresponda para apoyar el trabajo de la Fiscalía”, afirmó Hernández.

Las jerarcas indicaron que el de hoy es el primer encuentro, pero adelantaron que trabajarán comprometidamente en las áreas preventivas y represivas, dentro de lo que a ambas partes les corresponde.

Desconfiar, desconfiar y desconfiar.

El fiscal adjunto de Fraudes, Miguel Navarro, explicó que otro de los compromisos asumidos en la reunión es la entrega de información al MEIC para que este informe a las personas consumidoras cómo pueden actuar ante una posible estafa, cómo pueden prevenirlas, a quién y dónde pueden acudir de previo a tomar la decisión de invertir en un proyecto habitacional.

“Queremos abrir los canales de comunicación interinstitucional para dar una respuesta más adecuada a las personas”, afirmó Navarro.

Por su parte, la jefa del Departamento de Educación al Consumidor del MEIC, Laura Pacheco, recomendó a la ciudadanía tomar previsiones básicas antes de comprar bienes, como revisar si la empresa tiene reclamos de consumidores o causas penales, y evitar hacer compras por impulso.

“Que sean muy estrictos, que pidan información a los desarrolladores, que vayan al MEIC, a las Municipalidades y al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos a corroborar los datos. Las personas que van a comprar casa deben saber que tienen el derecho de ser exigentes, que deben investigar a quien pertenece la propiedad en la que se va a construir el proyecto inmobiliario y las condiciones del terreno”, manifestó la Fiscala General.

Ser desconfiado es una característica que puede librar a una persona de ser víctima de una estafa. Navas señaló que los consejos son más importantes cuando la compra del proyecto se hace sin que el mismo esté construyéndose o sin que este ya esté terminado.