Ciencias

Académicos cubanos publican carta abierta en apoyo al movimiento San Isidro

Miembros de la comunidad científica cubana dentro y fuera de Cuba emitió una petición pública en forma de carta En soporte de Tienda San Isidro (MSI) y exigir una «Cuba libre y democrática».

Carta firmada originalmente por Elba Rosa Pérez Montoya, Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) Eduardo López-Collazo, residente en España, Director Científico del Hospital Universitario La Paz; y Wendy González, Directora del Centro de Bioinformática, Simulación y Modelado (CBSM) de la Universidad de Talca, Chile.

Que esta carta abierta sea una demostración del apoyo de la comunidad científica cubana al movimiento San Isidro. Los firmantes son las mujeres y hombres de ciencia que, diseminados por la geografía del globo, han decidido sumarse al movimiento iniciado por los artistas cubanos y ampliar sus demandas ”, se lee en las primeras líneas del documento.

La carta se envió a la plataforma interactiva Change.org para que las personas la usen y firmen en línea.

“Exigimos que todos los cubanos puedan reunirse en espacios independientes que tengan derecho a la libertad de expresión, sin censurar su ideología, estilo de vida, aspiraciones o creencias políticas”, prosigue el documento.

Los académicos destacaron la importancia de modernizar la isla a través de una educación que permita la autonomía universitaria, la «libertad académica» y que se elimine la aceptación política de los académicos y el «dictado de la ideología imperante», lo que consideran un hecho imposible en la cúspide del siglo XXI.

También reclaman el derecho a seguir una carrera internacional sin renunciar a la profesión en su país, así como el derecho a desarrollar empresas y una perspectiva científica fuera de los márgenes del Estado.

READ  Coronavirus: cómo el aislamiento afecta la pérdida de memoria

“Lo que está sucediendo en Cuba hoy afecta no solo a las artes sino también a la divulgación científica y libre de ideas”, enfatiza la carta.

Los firmantes piden un diálogo con las autoridades cubanas, «que en principio sirve para un fructífero intercambio de ideas. El único objetivo de todo esto es hacer de Cuba, nuestro país, una nación moderna y democrática».

También piden que se incluyan en este diálogo a los cubanos de fuera de la isla que han logrado ganar méritos científicos sin atención política, y califican de «grave error» la segregación que ha sufrido el gobierno de los cubanos residentes en el exterior.

La carta termina con un emotivo pedido por la unidad de todos los cubanos: “Creemos que es hora de combinar chaquetas blancas, guantes y gafas con parlantes. Es hora de mezclarse con artistas visuales, músicos y grandes personas. Los científicos también somos parte de Cuba y queremos que nuestros diferentes puntos de vista se incorporen a un país que debemos construir juntos. Es imperativo que Cuba mire hacia su futuro con los colores de la inclusión.

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar