Mundo

Cambiar nuestra forma de pensar, sentir y actuar con la edad y el envejecimiento

Los entornos físicos, sociales y económicos, tanto rurales como urbanos, son determinantes importantes del envejecimiento saludable e influyen fuertemente en las experiencias del envejecimiento y las oportunidades que ofrece el envejecimiento.

A pesar de todos los aportes y acciones que han hecho los adultos mayores a sus comunidades y familiares, aún existen muchos estereotipos (cómo pensamos), prejuicios (cómo nos sentimos) y discriminación (cómo actuamos) contra las personas por su edad. Según la Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS).

La edad afecta a personas de todas las edades, pero tiene efectos especialmente nocivos para la salud y el bienestar de las personas mayores, afirmaron juntos los organismos de la ONU en sus conclusiones sobre la Década del Envejecimiento Saludable.

Con el apoyo de la OPS/OMS, la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores fue adoptada por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en junio de 2015. La Convención habla específicamente de garantizar que las personas mayores los adultos obtienen:

* independencia y autonomía;

* consentimiento informado en materia de salud;

* igual reconocimiento ante la ley;

* seguridad social, accesibilidad y movilidad personal; y

* muchos otros derechos humanos básicos

El valor de estas libertades fue determinado por expertos de varias regiones y varios países han ratificado esta convención, incluidos Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Perú y Uruguay.

Los organismos de la ONU dijeron que la adopción de esta convención promoverá el compromiso económico, social, político, educativo y cultural de las personas mayores. Costa Rica, por ejemplo, ha implementado con éxito varias leyes para fortalecer aún más estos ideales. La Ley Uniforme de Adultos Mayores de Costa Rica garantiza que los adultos mayores tengan “igualdad de oportunidades y una vida digna”. La “Carta de San José sobre los Derechos de los Adultos Mayores en América Latina y el Caribe” asegura el mejoramiento y desarrollo de los sistemas de protección social para atender las necesidades de los adultos mayores, y la “Ley de Sanciones por Abandono de los Adultos Mayores” asegura que quienes abandonan y descuidan a los adultos mayores enfrentan cargos penales. Es importante que los marcos legales de todo el mundo continúen promoviendo y protegiendo a esta población vulnerable y que envejece rápidamente en sus propios países.

READ  Costa Rica permitió 5,000 fanáticos en las eliminatorias de la Copa del Mundo:

Asegurar que las comunidades promuevan las capacidades de las personas mayores

Los entornos amigables con las personas mayores son mejores lugares para crecer, vivir, trabajar, jugar y envejecer, lo que significa que una comunidad amigable con las personas mayores es un mejor lugar para todos los grupos de edad, dijo la OPS/OMS como parte del plan de acción para la década.

Se instó a la Secretaría de la OMS y a otras agencias de la ONU a expandir la red mundial de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores de la OMS y otros trabajos para promover el envejecimiento saludable para garantizar:

* pruebas y asistencia técnica a los países para crear entornos que envejezcan y garantizar que se atienda a los más vulnerables;

* oportunidades para conectar ciudades y comunidades, intercambiar información y experiencias y facilitar el aprendizaje de líderes de países, ciudades y comunidades sobre lo que promueve el envejecimiento saludable en diferentes contextos;

*herramientas y apoyo para países, ciudades y comunidades para monitorear y evaluar el progreso en la creación de entornos que envejecen; y

* identificar prioridades y oportunidades para la cooperación y el intercambio entre redes y grupos.

La red mundial de ciudades y comunidades adaptadas a las personas mayores de la OMS actualmente incluye 1.000 ciudades y comunidades en 41 países, llegando a más de 240 millones de personas en todo el mundo.

Solo en 2019, 186 comunidades de las Américas se agregaron a la red mundial de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores de la OMS. Las Américas ahora tienen las comunidades más aprobadas de cualquier región, lo que representa más de la mitad de todas las comunidades miembros en todo el mundo, con más de 800 ciudades certificadas. Los países aceptados son Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Estados Unidos, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay.

READ  Aquí están todas las buenas noticias de la Cumbre Mundial sobre el Clima COP26 hasta ahora

La membresía en la red no es una acreditación para la amistad con personas mayores. Más bien, refleja el compromiso de las ciudades de escuchar las necesidades de sus poblaciones que envejecen, evaluar y monitorear su adaptabilidad a las personas mayores y trabajar con las personas mayores y en todos los sectores para crear entornos físicos y sociales amigables con las personas mayores. La membresía es también un compromiso de compartir experiencias, logros y lecciones aprendidas con otras ciudades y comunidades.

La edad afecta a personas de todas las edades, pero tiene efectos especialmente nocivos para la salud y el bienestar de las personas mayores.

Ernesto Cabanas

Pionero de las redes sociales. Defensor de Internet. Gurú de los zombis. Aficionado al café. Especialista en la web. Practicante de alimentos. Ninja musical de por vida

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar