Ciencias

Comienza una nueva y decisiva campaña en Costa Rica

Las elecciones nacionales se realizaron en Costa Rica el 6 de febrero y serán disputadas entre dos candidatos muy disputados, José María Figueres y Rodrigo Chaves. Esta campaña se volverá impredecible y la movilización de votos será limitada, ilka treminio (Universidad de Costa Rica) argumenta.

Leer el mensaje de bloqueo en ingles

Un total de 25 partidos políticos participaron en las elecciones presidenciales de Costa Rica el 6 de febrero. Este es el mayor número de contendientes en la historia democrática de Costa Rica. Sin embargo, dado que ningún candidato alcanzó el umbral del 40 por ciento de votos elegibles requerido para ganar en la primera vuelta de las elecciones, el país celebrará una segunda vuelta de elecciones el 3 de abril. El intervalo de tiempo inusualmente grande entre las elecciones significa que comenzará una campaña nueva y decisiva.

Ideológicamente, la mayoría de los partidos estaban divididos de centro a derecha, y de los partidos que diferían en la intención de voto, sólo el Frente Amplio (Frente Amplio) se declaraba de centro izquierda. Con la excepción de los izquierdistas, los concursantes abogaron por reducir el aparato estatal, defendiendo la austeridad macroeconómica y las actitudes antiprogresistas hacia los derechos de las mujeres. Esta última cuestión ha sido de suma importancia, considerando acusaciones de acoso sexual candidato contra Rodrigo Chaves. Otros temas, como el uso de fuentes renovables de energía versus la exploración petrolera, mostraron posiciones más pragmáticas que ideológicas; era difícil conocer el trasfondo de valores de las fuerzas políticas más importantes.

la cuarta ola El Covid-19 provocado por la variante Omicron no permitió el normal desarrollo de los actos políticos presenciales. Además, por primera vez, la presión de la opinión pública sobre la actividad legislativa impidió a los diputados extender sus vacaciones durante enero para apoyar las campañas de sus partidos políticos. Esto redujo su poder en sus regiones, y por estas razones la movilización de votantes fue más débil de lo habitual.

READ  Cómo la culpa persigue a quienes derrotan al Covid-19

Esta campaña apenas abordó el narcotráfico en el ámbito político o la corrupción en la contratación pública de obras de infraestructura. Tampoco tuvo en cuenta la necesidad de fortalecer los sistemas de atención de la salud, que era vital en el manejo de la pandemia. La falta de discusión se debió, entre otras cosas, a la fragmentación y separación de agendas políticas.

En este caso, los votantes tenían pocos recursos para votar. Por otro lado, la mayoría de los candidatos provenían de partidos nuevos y fragmentados. Por otro lado, esa amplia oferta sesgada no permitía un conocimiento profundo de las ideas de cada competidor. Además, Costa Rica no ofrece espacios publicitarios gratuitos en los medios, lo que significa que no todos los partidos pueden anunciarse y aparecer en los principales medios.

Además, las campañas no ofrecieron suficiente diferencia. En cambio, se apoyaron en lo artificial con moderación. El ejemplo más claro fue el candidato evangélico Fabricio Alvarado. Se postuló en las elecciones de 2018 con una plataforma abiertamente polarizadora, pero en este contexto se presentó como una alternativa moderada con un enfoque económico más técnico. Posiblemente pretendía captar votantes de centro para asegurar una posible victoria en la segunda vuelta. Aunque Alvarado estuvo cerca de pasar la primera ronda, su grupo terminó en el tercer lugar y no llegó a la segunda ronda. Sin embargo, según cálculos preliminares, aseguró un escaño en la asamblea legislativa junto con otros seis miembros de su partido.

Votación incierta y otros desafíos en la predicción del resultado final

Al observar los datos de intención de voto, se destacan dos características. Primero, el porcentaje de votantes indecisos fue alto. En segundo lugar, la concentración de preferencias entre las seis principales opciones de política, con pequeñas diferencias porcentuales entre ellas, hizo imposible predecir los resultados de la encuesta.

READ  Reunión de Ministros de Comercio del Acuerdo sobre Cambio Climático, Comercio y Sostenibilidad
Ilka Treminio / Fuente: Encuesta de Opinión Pública, Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), 2021-2022.

Este extenso registro de partidos vino con un capítulo permitido por la ley costarricense llamado «nominación dual». Significa que los candidatos presidenciales también pueden registrarse en la parte superior de la lista electoral. 17 de los 25 partidos lo hicieron, y varios operativos advirtieron sobre el potencial de fragmentación de la legislación principal y la proliferación de partes unipersonales. Sin embargo, solo dos candidatos dobles lo lograron Asambleístas recién electos: Eliécer Feinzaig del Partido Liberal Progresista (PLP) y el ya mencionado Fabricio Alvarado de Nueva República (NR). Paradójicamente, estas elecciones redujeron el número de diputados de siete en 2018 a seis en 2022.

El expresidente del Partido Liberación Nacional (PLN) José María Figueres (1994-1998) ganó la primera vuelta. Está disputando una segunda vuelta contra Rodrigo Chaves y su nuevo Partido Socialdemócrata del Progreso (PSD). Chaves es un economista que fue director de país del Banco Mundial para Indonesia y se desempeñó brevemente como ministro de finanzas de Costa Rica en el gobierno saliente. Fue designado en 2019 después de que renunció al Banco Mundial en respuesta a «avances no deseados y no deseados» por parte de seis mujeres, según el banco. Corte, informó el Wall Street Journal.

Esta participación (59,71%) es la más baja en la historia reciente de Costa Rica y preocupa seriamente a los analistas ya que ha profundizado la tendencia de no votar. Después de que se haya contado el 90% de las encuestas, los resultados oficiales de las elecciones son los siguientes:

Ilka Treminio / Fuente: Información oficial Tribunal Supremo de Elecciones (TSE)

El Partido Acción Ciudadana (PAC) ha estado en el poder durante dos mandatos (2014-2022). Sin embargo, quedó fuera de la asamblea legislativa y su candidato Welmer Ramos recibió solo el 0,66% de los votos en la elección presidencial. Estos resultados debilitan gravemente al oficialismo, que no obtuvo escaños ni recibe financiamiento público, y depende de él para pagar la deuda luego de que dos miembros del PAC fueran declarados culpables de fraude en el financiamiento de su campaña pública en 2010. Al mismo tiempo, esta derrota deja un vacío en la división ideológica del parlamento, ya que Laaja Rintama es el único partido progresista con representación en seis escaños. Mientras Liberación Nacional (PLN) de José María Figueres incluye algunas políticas sociales de tipo asistencialista, como un salario mínimo para personas en extrema pobreza y transferencias monetarias condicionadas, los otros cuatro partidos en la asamblea tienen agendas conservadoras.

READ  Mars Ingenuity Helicopter habla nuevamente de la perseverancia • The Register

Finalmente, la movilización de votantes se verá limitada en la segunda vuelta porque hay dos candidatos seriamente cuestionables en la boleta electoral. José María Figueres ha sido investigado por actos de corrupción durante su primer mandato como presidente, y Rodrigo Chaves por acoso sexual en el Banco Mundial. Figueres es la que más diputados tiene tras esta primera vuelta. Si gana y forma una alianza con el conservador Unidad Social Cristiana (PSUC), el otro partido en la cámara, podrían lograr una mayoría absoluta de 29 votos. Algo muy plausible ya que ambos partidos han seguido en el pasado la fórmula tradicional de gobierno bipartidista. Sin embargo, si gana Rodrigo Chaves, se encontrará en una situación más complicada. Es el tercero con más escaños y tendría que hacer un gran esfuerzo para liberarse del poder de veto de la oposición mayoritaria. Los ciudadanos apenas se animan a participar en este escenario, aunque la fase final de la campaña es actualmente impredecible.

Notas:
• Las opiniones expresadas aquí son sobre los factores más que sobre el centro o la LSE
• Lea nuestro Política de comentarios antes de comentar
• Imagen del encabezado: Luis Alvarado Alvarado / Shutterstock

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar