Economía

Costa Rica elige al inconformista Chaves como presidente que renuncia al establecimiento

Diego Oré y Álvaro Murillo

SAN JOSÉ (Reuters) – El economista antisistema Rodrigo Chaves asumió el domingo la presidencia de Costa Rica, lo que provocó décadas de unanimidad política en un país centroamericano que enfrenta un creciente descontento social y una creciente deuda pública.

Se proyectó que Chaves, un exfuncionario del Banco Mundial, ganaría alrededor del 52,9% de los votos en la segunda votación, según un recuento preliminar de la corte electoral basado en los comentarios de alrededor del 97% de las encuestas.

Se consideró que el candidato competidor y ex presidente de Costa Rica, José María Figueres, había alcanzado alrededor del 47,1 por ciento.

En declaraciones a sus seguidores en la capital, San José, Chaves, de 60 años, dijo que aceptó humildemente su victoria e instó a Figueres a ayudarlo a sacar adelante al país.

“Le pido humildemente a José María y su partido que trabajen juntos para hacer posible lo que el mismo don José María llamó el milagro costarricense”, dijo, refiriéndose al padre de Figueres, José Figueres Ferrer, quien se desempeñó como presidente tres veces.

«Dejemos de lado las mezquindades y las vanidades. Esta noche comenzaremos a servir juntos a nuestro país», agregó Chaves, quien asumirá el cargo el 8 de mayo.

Figueres admitió rápidamente una derrota después de recibir los resultados.

“Felicito a Rodrigo Chaves y le deseo lo mejor”, dijo a sus seguidores.

Caravanas de autos abanderados por el Partido Progresista Socialdemócrata (PPSD) de Chaves llenaron las calles del centro de San José para celebrar.

Las encuestas mostraron a Chaves como un ligero favorito en las elecciones después de que sorprendentemente terminó segundo en la segunda primera ronda de votación indecisa de Figueres en febrero.

READ  Los ministros de agricultura aprobarán medidas coordinadas para evitar que la PPA ingrese al área

Chaves, quien se desempeñó como ministro de Finanzas durante un tiempo por la renuncia del presidente Carlos Alvarado, se postuló como un inconformista. Ha prometido sacudir a la élite política e incluso prometió usar referéndums para eludir al Congreso y lograr cambios.

“Si la gente va a las urnas, esto será una barrida, un tsunami”, dijo Chaves después de votar el domingo.

Figueres hace campaña por su experiencia y herencia familiar en Costa Rica, un destino turístico y de fortalecimiento del entorno que durante mucho tiempo ha sido considerado como una de las democracias más estables de América Latina.

Alvarado dijo en Twitter que llamó para felicitar a Chaves y prometió un traspaso del poder controlado.

La participación fue del 57,3%, según el Tribunal Electoral, menos del 60% que votó en la primera vuelta.

En la votación del domingo, algunos votantes dijeron que eran tibios con ambos candidatos cuyas carreras políticas se han visto manchadas por acusaciones de abuso.

Chaves fue acusado de acoso sexual durante su mandato en el Banco Mundial, lo cual negó. Figueres renunció como director ejecutivo del Foro Económico Mundial en 2004 cuando fue acusado de influir en los contratos estatales con la empresa de telecomunicaciones Alcatel. El asunto nunca fue tratado en los tribunales.

David Díaz, de 33 años, dijo que ni Chaves ni Figueres estaban emocionados. Salió temprano de su casa para votar a las 7 a.m. en el pueblo rural de Tacacor, a unas 30 millas (19 millas) de San José.

“Veo muy poco movimiento, hay mucha apatía”, dijo Díaz, mecánico de una fábrica de dispositivos médicos.

READ  Una encuesta realizada en el exterior revela que México es el segundo mejor lugar para vivir y trabajar del mundo

El desafío de Chaves es revitalizar la economía azotada por la pandemia de COVID-19 y aliviar la pobreza, que alberga alrededor del 23% de los 5,1 millones de habitantes.

Las crecientes disparidades de ingresos hacen de Costa Rica uno de los países más desiguales del mundo, con una tasa de desempleo de casi el 15 por ciento.

En enero de 2021, el país acordó $ 1.78 mil millones en asistencia financiera del Fondo Monetario Internacional.

A cambio, el gobierno prometió aprobar una serie de cambios fiscales y medidas de austeridad, pero los legisladores solo aprobaron una ley para salvar los intereses de los trabajadores del sector público.

(Informado por Diego Ore y Alvaro Murillo, por Cassandra Garrison; editado por Clarence Fernandez)

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar