Economía

El Parque Nacional Manuel Antonio de Costa Rica abrió un paseo sin obstáculos:

El Parque Nacional Manuel Antonio inauguró una pasarela libre de obstáculos de 164 lineales que utilizó tapones de plástico como materia prima en su diseño. Se recolectaron y procesaron 30 toneladas de plástico para construir este paseo. Esta novedad permite el acceso a la playa a personas con movilidad reducida.

Ubicado en el cantón de Quepos en la provincia de Puntarenas, el parque es considerado una de las joyas más preciadas de Costa Rica, ya que alberga una playa paradisíaca.

Gracias a la asociación ProParks, Manuel Antonio ahora es más inclusivo y más personas pueden disfrutarlo. La asociación construyó los primeros dos senderos de acceso público en Costa Rica, los Parques Nacionales Carara y Santa Rosa, y la primera playa sin obstáculos en el Parque Nacional Cahuita en 2019.

Rocío Echeverri, directora de ProParks, dijo que “la campaña de recolección de tapas de botellas es una solución para reutilizar material que no todos los recicladores obtienen y que lamentablemente terminan en ríos y mares. Esta materia prima nos permite crear la madera plástica que es fundamental para nuestro proyecto.»

La asociación es una organización sin fines de lucro unida por científicos, conservacionistas y empresarios que comparten el compromiso de fortalecer los parques nacionales de Costa Rica y su sostenibilidad en el futuro. Llevan a cabo proyectos que van desde mejorar las habilidades de un guardaparque hasta desarrollar y aplicar plataformas tecnológicas que enriquecen la experiencia del visitante y enriquecen la construcción de infraestructura.

Rafael Gutiérrez, Director Ejecutivo del Sistema Nacional de Reservas Naturales, dijo que “en este proyecto encontraremos la combinación perfecta entre el reciclaje y la inclusión, que es un problema permanente y la deuda del país para solucionar la accesibilidad a todos los niveles en nuestra vida silvestre protegida”.

READ  Acutus Medical aumentó los ingresos y perdió EPS en el segundo trimestre

El proyecto también donó una silla anfibia para brindar a las personas con discapacidad un acceso completo y seguro al mar. La silla fue utilizada por un joven discapacitado que nunca antes había estado en el mar. Su familia participó en la campaña de recolección de tapas de botellas y estaba emocionada de ver que tenía la oportunidad de darse un chapuzón en el mar por primera vez.

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar