Economía

La ayuda de Covid benefició principalmente a grandes empresas en países en desarrollo (informe):

Las grandes empresas son las principales beneficiarias de los programas de ayuda que se han puesto en marcha para reactivar la economía tras la pandemia de covid-19 en países en vías de desarrollo como Colombia, Costa Rica o Ecuador, según un grupo de organizaciones no gubernamentales.

Según un informe elaborado por la Financial Transparency Coalition (FTC), los países en desarrollo han asignado en promedio casi el 40 por ciento de la ayuda para la recuperación económica a grandes empresas, y apenas la misma proporción se ha reservado para financiar medidas de seguridad social.

«A pesar del costo de vida, los gobiernos de los países en desarrollo, a menudo con las manos atadas por las instituciones financieras internacionales, anteponen a las grandes empresas a su gente», dijo el director de la FTC, Matti Kohonen, en un comunicado.

La proporción es aún más desequilibrada en algunos países, según la FTC, que cita específicamente a Nicaragua, un país donde el 87 por ciento de la ayuda ha beneficiado a grandes empresas, mientras que los programas sociales representan solo el 13 por ciento, Zambia o Uganda.

En otros países también, el contraste es llamativo: las grandes empresas se beneficiaron del 41 por ciento en Costa Rica, mientras que la seguridad social representó el 25 por ciento; 50% en Colombia frente a 9% para programas sociales; y 39 por ciento en Ecuador comparado con 25 por ciento para asistencia social. En Argentina es más parejo: 37% en programas sociales y 36% en grandes empresas.

En contraste, solo ocho de los 21 países gastaron más de la mitad de su ayuda en políticas sociales, incluidos Brasil (58 %), Chile (51 %), Guatemala (51 %) y El Salvador (54 %). Otros, como India y Malawi, compartieron más del 85 por ciento.

READ  Lufthansa está considerando retirar todos sus modelos Boeing 747-400 y Airbus A380

Esta ayuda también ha beneficiado a muchas menos mujeres, quienes en promedio reciben la mitad que los hombres, particularmente debido al bajo nivel de apoyo a los trabajadores informales.

Como resultado, entre 75 y 95 millones de personas se verán empujadas a la pobreza extrema para fines de este año, dice el informe, y el gasto ya se reducirá en 2021 en comparación con 2020 y volverá a caer en 2022.

El informe advierte que la presión de instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para introducir medidas de austeridad y recortar la financiación de los servicios públicos básicos a cambio del alivio de la deuda empeorará la situación.

Varios países están considerando recortar el gasto esencial en atención médica, educación y seguridad social cuando se acaba el dinero debido a la desaceleración del crecimiento económico y los estrictos criterios crediticios del FMI y otras instituciones, dice Kohonen.

Por lo tanto, la FTC insta al FMI, que celebrará su reunión anual a mediados de octubre, y al Banco Mundial a promover políticas destinadas a fortalecer el apoyo público (en particular, promoviendo la introducción de un impuesto sobre la renta progresivo o gravando grandes ganancias) y contrarrestar la política. flujos de efectivo ilícitos.

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar