Ciencia y tecnología

La NASA no puede abrir el contenedor con las muestras del asteroide Bennu – Oncenoticias

La sonda espacial OSIRIS-REx ha captado la atención del mundo desde su lanzamiento en 2016 y su llegada al asteroide Bennu en 2018. Sin embargo, recientemente ha surgido un problema en la misión que ha dejado a los expertos perplejos.

Después de iniciar su camino de vuelta a la Tierra en 2020, la sonda OSIRIS-REx aterrizó el pasado 24 de septiembre en el desierto de Utah, Estados Unidos, trayendo consigo muestras de polvo y rocas del asteroide. La NASA consideró esta misión un éxito, pero se encontraron con un obstáculo al intentar abrir el TAGSAM, el sistema que contiene las muestras.

Dos tornillos de fijación han resultado ser un desafío para los investigadores, quienes no han logrado retirarlos. Como resultado, las muestras analizadas hasta el momento no son las del TAGSAM, sino un total de 70,3 gramos encontrados en el exterior del cabezal del muestreador y en su interior.

El equipo de la NASA en Houston está enfrentando complicaciones al trabajar con las rocas selladas en una caja con atmósfera de nitrógeno. A pesar de intentar utilizar herramientas aprobadas, no han logrado abrir el sistema y acceder a las muestras.

Ante esta situación, los científicos están desarrollando nuevos enfoques para no comprometer la integridad de las muestras y finalmente poder analizarlas. Aunque aún no se ha encontrado una solución definitiva, los expertos continúan trabajando arduamente para superar este obstáculo.

La misión OSIRIS-REx es de vital importancia para la investigación del origen del sistema solar y de la vida misma. El estudio de las muestras del asteroide Bennu podría proporcionar valiosas respuestas sobre nuestro pasado y ayudarnos a comprender mejor nuestro lugar en el universo.

READ  Japón lanza su aterrizador inteligente a la órbita lunar

Mientras tanto, la sonda OSIRIS-REx, en lugar de descansar tras su reciente hazaña, se prepara para una nueva misión llamada OSIRIS-APEX, esta vez con destino al asteroide Apophis. Este nuevo objetivo promete emocionantes descubrimientos y avances científicos para la humanidad.

En resumen, la misión OSIRIS-REx ha enfrentado un problema inesperado con la apertura del TAGSAM, pero los científicos de la NASA continúan trabajando para superar este obstáculo. Las muestras ya analizadas no pertenecen al sistema sellado, pero se espera que en un futuro cercano se logre acceder a las muestras reales del asteroide Bennu. Mientras tanto, la sonda espacial se prepara para su siguiente aventura, la misión OSIRIS-APEX hacia el asteroide Apophis.

Ernesto Cabanas

Pionero de las redes sociales. Defensor de Internet. Gurú de los zombis. Aficionado al café. Especialista en la web. Practicante de alimentos. Ninja musical de por vida

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar