Economía

La venta de INS, BICSA y BCR sería una «gota de agua» para la deuda

QCOSTARICA (Universidad Semanario) La venta del Banco Internacional de Costa Rica (BICSA) y el Banco de Costa Rica (BCR) y la compañía de seguros del 49 por ciento estatal, el Instituto Nacional de Seguros (INS) no parece ser mucho. beneficios comprobados, al menos no anunciados por el gobierno del presidente Rodrigo Chaves. Aseguró que esa sería una forma de saldar la deuda del país.

En su informe de 100 días, Chaves dijo que presentaría proyectos de ley para vender esos activos, pero el presidente no dijo cómo se llevaría a cabo ese proceso ni qué incluiría su plan.

– Anuncio –

En su discurso, Chaves afirmó que “la acción clave es la venta de activos como BICSA y BCR, que nos van a dar nuevos recursos de alrededor del 2,8% del PBI. La venta del 49% del INS le puede dar al gobierno 593 mil millones de colones, equivalente a alrededor del 1,2 por ciento del PIB).

Leer más: Costa Rica quiere vender BCR y BICSA

En este sentido, un artículo desarrollado por Julio César Espinoza Rodríguez, Magíster en Economía del Desarrollo de la Universidad Nacional (UNA), en la revista especial Economía y Sociedad. (economía y sociedad) Julio de 2021, se analizó el mayor impacto de las ventas de activos en el déficit de las finanzas públicas.

El experto describió que existen cuatro formas de determinar el valor de las empresas públicas: una basada en el balance; la que lleva cuentas de ingresos; los relacionados con el valor de los activos y la rentabilidad empresarial; y finalmente los que implican descuentos de flujo de efectivo a lo largo del tiempo.

READ  Carlos Slim cuesta $ 715 millones para 11 millones de usuarios y 4700 estaciones base Oi

Espinoza informó que el patrimonio de BICSA en 2019 fue de $237 millones, BCR $980 millones e INS $1,829 millones.

Por lo tanto, si se vendiera el 100% de BICSA, el impacto en la reducción de la deuda sería de 0,82%. Con la venta total del BCR la compensación de la deuda subiría al 3,39% y con el 60% del INS (para el cual el gobierno propone el 49%) al 3,80%, pero es probable que haya que hacer reducciones.

– Anuncio –

Si este fuera el monto real del ajuste de la deuda, podría sonar atractivo, pero es apropiado tratar de estimar cuál sería el impacto inmediato sobre el déficit fiscal. Para hacer este cálculo, el experto supone que habría que suponer que todas las empresas se venden al mismo tiempo y con el mismo descuento.

“Suponiendo que las empresas cotizadas se vendieran al 100% de su valor, el déficit podría reducirse hasta un máximo del 1,25% del PIB. Suponiendo, sin embargo, que esto no sea realista dada la situación financiera de estas instituciones y que se haya agravado por el ‘efecto COVID’, se podría concluir que el impacto no superará el 1% del PIB», explica el artículo.

Esta información muestra que para impulsar tal iniciativa se requeriría un análisis y estudio detallado de los beneficios que traería en términos de reducción de deuda y contrastados con las pérdidas que la venta de estos activos ocasionaría al país.

UNIVERSIDAD discutió este asunto con tres economistas para conocer su posición sobre el anuncio del presidente Chaves, y entre los matices, la conclusión del consenso señala que es pronto para opinar sobre la propuesta sin estudios específicos (a menos que sepan), sin un claro plan sobre cómo se implementará y cómo se saldará tanto el BCR que las acciones de solidaridad entregadas al país por el INS y que la parte de la deuda sería nula y sin efecto.

READ  Costa Rica: Ceniza volcánica - Resumen del Protocolo de Acción Temprana - Costa Rica

– Anuncio –

“La pregunta que se le debe hacer a cualquier político que pretenda vender, privatizar, regalar o cambiar un bien público es: ¿qué opina sobre el propósito que cumple esta institución y el análisis de si lo cumple o no? Por ejemplo, si el BCR cumplió su propósito, ¿cómo vamos a reemplazar el trabajo de este banco? ¿Qué otras instituciones hacen eso? ¿O cómo vamos a garantizar a los ciudadanos que ese valor social se hará realidad en el futuro?”, preguntó el economista Leiner Vargas.

Para Vargas, el mensaje del presidente está incompleto porque no dice cómo, cuándo y con qué propósito se realizará la venta, y lo calificó como una tontería porque estresará al sistema financiero y podría hacer que mucha gente corra al cambio. su negocio

«En definitiva, el aporte que tendría la venta de estos activos sería muy pequeño en comparación con nuestra enorme deuda, digamos que nos quitaría 3 o 4 puntos porcentuales en el mejor de los casos, eso es una gota en el océano», dijo el experto.

Los economistas Fernando Rodríguez y Welmer Ramos, por su parte, coincidieron en que el efecto de la venta sobre el saldo de la deuda sería mínimo y, por el contrario, generaría incertidumbre y preocupación en la economía.

Rodríguez señaló que una fórmula más efectiva sería impulsar al país con un crecimiento del 5 por ciento anual, lo que permitiría reducir la deuda en unos años, es decir, reactivar la economía con otro tipo de iniciativas.

“Los ingresos de estas instituciones son mayores que los intereses que tiene que pagar el gobierno año tras año. Es como si tienes un negocio que te da un 10% de ganancia y lo vendes para poner el dinero en una inversión que te da un 6%, eso es un mal negocio”, agregó Ramos.

READ  El presidente Alvarado, Eduardo Cruickshank nuevamente invita a los costarricenses al diálogo -

Lea el artículo original en español de Semanario Universidad aquí

– Anuncio –

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar