Entretenimiento

Las exhibiciones en el Kimball Center for the Arts abren una impresionante madriguera de conejo

«Cómeme, bébeme», una instalación de arte específica del sitio de Jennifer Angus que ahora se exhibe en el Kimball Art Center, utiliza cadáveres de insectos y otros animales salvajes disecados de formas inesperadas y, a veces, divertidas. La instalación invita a los espectadores a volver a un estado de curiosidad y descubrimiento infantil cuando se dan cuenta de los patrones de papel tapiz hechos de cigarras y los animales prueban un nido de avispas y un puñado de moscas.
David Jackson / registro del parque

los Centro Kimball para las Artes quisiera invitar al público a un viaje por la madriguera del conejo.

Dos exposiciones de la Asociación de Artes Visuales, – «Mundo maravilloso,» una colección de obras de reconocidos artistas internacionales david altmejd, Uta Bekaia, Yasue Maetakey catalina ouyang; y «Cómeme Tómame» Una instalación a gran escala de Jennifer Angus está abierta hasta el 27 de noviembre.

«Wonderland» invita a los clientes a mirar hacia adentro y explorar el mundo que los rodea a través de creaciones llenas de fantasía de formas híbridas y fragmentadas. Al mismo tiempo, «Cómeme, bébeme» invita a los espectadores a volver a un estado de curiosidad infantil y reflexionar sobre la relación de los humanos con la naturaleza, dijo la curadora Nancy Stoaks.



«Juntos, estos cinco artistas sugieren un estado de cambio, transformación o indecisión, con un significado profundo en el material y el proceso utilizado», dijo Stoaks. «Los visitantes sienten la tensión entre lo familiar y lo extraño, entre la seducción y la repugnancia, y entre los espacios de ensueño».

«Fui expuesta a ropa decorada con élitros, las duras alas externas de los escarabajos…» Jennifer Angus, artista de instalaciones y textiles

The Park Record se reunió con Angus, quien estuvo en el Kimball Center for the Arts la semana pasada, para hablar sobre su exhibición, que utiliza cadáveres de insectos y taxidermia para crear instalaciones específicas del sitio.

READ  El osciloscopio adquiere una imagen de dos semanas de los líderes "Clara Sora" - la fecha de finalización


«Es como reinventar la rueda con cada espectáculo porque cada espacio es diferente», dijo. “Kimball Art Center me envió un plano de planta y comencé a jugar. Ya que he trabajado lo suficiente con insectos, hago la mayor parte de mi trabajo en Photoshop. Y luego, cuando llego allí, empiezo a armar la exposición».

A veces Angus ubica sus instalaciones en edificios históricos.

“Cuando lo hago, conozco la historia del lugar, pero el Kimball Center for the Arts es un espacio relativamente nuevo”, dijo. «Así que no trajo grandes desafíos logísticos. El panel de yeso es la base perfecta para que se adhieran los insectos, y este panel de yeso no ha sido cubierto con pintura de 20 años.

«Eat Me, Drink Me» tiene dos salas, y la primera sala, que está bien iluminada, sirve como una especie de introducción a la segunda sala más oscura, dijo Angus.

Ambas salas cuentan con insectos estampados en las paredes y campanas de cristal con dioramas de la era victoriana de insectos mirando portaobjetos de microscopio.

El cadáver de un escarabajo de cuernos largos se asoma sobre un portaobjetos de microscopio de la época victoriana en uno de los muchos dioramas de cristal de reloj que forman parte de la instalación «Cómeme, bébeme» de Jennifer Angus en el Centro de Arte Kimball.
David Jackson / registro del parque

«La mayoría de las diapositivas también son entomológicas, por lo que los escarabajos buscan chinches y pulgas erizo», dijo Angus. «Hay una sensación de algo pequeño cuando miras algo más pequeño».

Debido a que el vidrio, la purpurina y los frascos están asociados con recuerdos y especímenes científicos, Angus decidió crear el llamado pastel de bodas, una enorme torre, en la primera sala.

El pastel de bodas es una colección de campanas de cristal en niveles apilados que sirven como soporte para una zarigüeya disecada, dijo.

READ  Producción de Tamali en Costa Rica -

«Esto les da a las personas una vista previa de lo que van a ver en la habitación de al lado», dijo Angus.

En la superficie, la instalación en la habitación contigua muestra animales disecados disfrutando de una cena, pero los visitantes miran más de cerca para ver que el asado es un nido de avispas, las ensaladas son moscas muertas y los patrones del papel tapiz están hechos de cigarras y hojas. imitando insectos.

«Es como una pintura de Memento Mori, los escenarios exuberantes que contienen un sustituto para recordar a los espectadores su mortalidad», dijo Angus. “Y lo que parece papel tapiz está hecho de insectos, que no queremos en nuestra casa. Entonces, lo que sabemos, el papel tapiz y los patrones, es atractivo, y luego, cuando miras más de cerca y ves de qué están hechos los patrones, tienes una sensación de repulsión”.

Aunque la taxidermia proporcionó Museo de Ciencias de la Vida Monte L. Bean En la Universidad Brigham Young, Angus es dueño de todos los insectos.

Los insectos están muertos y secos, y los colores son todos naturales, dijo.

«Las cigarras son la carne y las papas de la operación porque abundan», dijo Angus. «Algunos tienen 20 años y se han usado de programa en programa».

El artista se sintió atraído por las imitaciones de hojas por su apariencia.

«Creo que la gente apreciará cómo la hoja imita lo que viene de Cameron Highlands de Malasia», dijo. «Se han adaptado a lo largo de los años para parecerse a cierta hoja del árbol que se encuentra allí. Pero también son muy frágiles. Si se te cae una, se rompe».

Entonces Angus tiene cuidado al configurar y golpea sus instalaciones.

«Cuando la exhibición termina, los insectos se colocan en una bandeja de espuma y en cajas de almacenamiento», dijo.

READ  Mauricio Islas, socio de la carrera de líder de Eleazar N, destacó: "No hay nada más que hacer"

La exhibición utiliza alrededor de 2500 insectos, sin incluir los de campana de cristal, según Angus.

La artista textil Jennifer Angus se encuentra junto a su «Pastel de bodas», que consiste en un diorama en forma de campana con cadáveres de escarabajos y portaobjetos de microscopio de la época victoriana. La instalación «Pastel de bodas» le da al público una vista previa de la instalación de su gran mesa de comedor en la habitación contigua.
Scott Iwasaki / registro del parque

«Todos se han obtenido de manera ética durante 20 años y no los he comprado en mucho tiempo porque los reutilizo», dijo. «Compro insectos de granja siempre que sea posible, y cuando lo hago, no pido grandes cantidades porque eso afectaría el medio ambiente».

La instalación se destaca por una iluminación dramática con lámparas de colores colocadas en candelabros.

«Últimamente me ha interesado la iluminación, y durante la pandemia ilumé el espectáculo por completo con candelabros, lo que me pareció mágico», dijo Angus. “Entonces, el siguiente paso en mi pensamiento progresista fue cambiar el color de las lámparas del candelabro. Me pregunto qué trae eso aquí».

Continuando con sus pensamientos, Angus comenzó a usar espejos.

“Nunca he puesto espejos, pero empecé porque captan la luz”, dijo.

La idea de hacer instalaciones a gran escala con insectos se le ocurrió a Angus, profesor de diseño textil en la Universidad de Wisconsin-Madison, hace años.

«Siempre he dicho que los patrones son mi primer amor, e investigué en el norte de Tailandia sobre cómo se visten las minorías étnicas», dijo. «Encontré ropa decorada con élitros, las duras alas exteriores de los escarabajos, que son de color verde metálico».

Al crecer en Canadá, Angus nunca pensó que los insectos fueran hermosos excepto las mariposas.

«Pero estaba hipnotizada por estos especímenes coloridos porque eran como lentejuelas de la naturaleza», dijo. “Tuve un ‘momento a-ha’ y decidí tomar los insectos y ponerlos en patrones.

Una de las piezas de la exhibición «Wonderland», que se exhibe al mismo tiempo que «Eat Me, Drink Me» de Jennifer Angus, es Uta Bekaia. El artista utiliza múltiples medios artísticos y crea esculturas portátiles a medida que las referencias culturales se sintetizan en su trabajo. visión propia y personal. «Wonderland» presenta las obras de Bekaia y otros escultores: David Altmejd, Yasue Maetake y Catalina Ouyang.

David Jackson / registro del parque

A Angus se le ocurrió la idea de «Cómeme, bébeme» mientras pensaba en la relación entre los humanos y la naturaleza.

«Pensé en cómo tendemos a ver la naturaleza como una mercancía que consumimos», dijo.

Los pensamientos de Angus se inspiraron en la canción infantil «Conozco a una anciana que se tragó una mosca» de Rose Bonne y Alan Mills.

«En la canción, esta pobre mujer termina comiéndose todos estos animales porque accidentalmente se tragó una mosca», dijo Angus. «Entonces pensé, en lugar de comerme a los animales, ¿por qué no invitarlos a cenar? Y de ahí surgió esta idea».

A lo largo de los años, Angus ha pensado en otros insectos con los que le gustaría trabajar, pero el único que se le ocurrió y con el que aún no ha trabajado es el escarabajo linterna. Y solo lo usaría si viviera.

“Tengo un conocido que se perdió en la selva de Costa Rica”, dijo. “Estaba oscuro y encontró uno de estos escarabajos linterna y lo usó como su luz. Así que me gustaría usar uno, pero al igual que las luciérnagas, tendría que estar vivo para producir luz.

Gonzalo Jesus

Erudito de Twitter. Adicto al café. Pionero de los viajes de toda la vida. Pensador. Fanático de la cerveza. Adicto al alcohol

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar