Mundo

Los primeros préstamos de Resilience and Sustainability Trust promueven las APP climáticas, lo que genera preocupaciones de que podrían plantear riesgos financieros

La primera serie de acuerdos de préstamo del nuevo Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad (RST) del FMI, que se lanzó en octubre (ver Enviar Anuales 2022), ha redoblado el apoyo de las Instituciones de Bretton Woods para el endurecimiento de las finanzas privadas, que también cuenta con el firme apoyo de su Grupo de los Siete Accionistas (G7) y que es un pilar clave del proceso emergente del «plan de evolución» del Banco Mundial ( ver Observador Primavera 2023).

El PRIMERAun nuevo fideicomiso cuyo capital se toma prestado adicionalmente de DEG de miembros del FMI en mejores condiciones y está diseñado para respaldar cambios de política relacionados con posibles problemas futuros de balanza de pagos relacionados con el cambio climático (ver Dentro de las instituciones, ¿Qué son los Derechos Especiales de Giro (SDR)?). El directorio del FMI ahora ha aprobado cinco paquetes de financiamiento desde noviembre para Costa Rica, Barbados, Ruanda, Bangladesh y Jamaica, por un total de más de US$3.300 millones.

Los programas de préstamo de RST requieren que los países tengan otro programa de financiamiento del FMI, lo que significa que los países que confían deben negociar términos macroeconómicos más amplios con el Fondo, generalmente basados ​​en estabilización de las finanzas públicas – posiblemente limitando su margen de maniobra fiscal y político, para que puedan abordar su vulnerabilidad a los impactos climáticos (ver Observador Verano 2022, Primavera 2022).

No hay evidencia que respalde el argumento de RST de que un «entorno propicio» puede cerrar la brecha de financiamiento climático con financiamiento privado volátilFederico Sjaba, Recurso

APP climáticas: ¿apertura de la libertad fiscal u oro de los idiotas?

La condición acordada entre el FMI y los países miembros para asegurar la financiación de IDT favorece en gran medida el uso de asociaciones público-privadas (APP) en la acción climática. Esto plantea dudas sobre si las reformas de política de RST son adecuadas para permitir a los países mitigar los posibles problemas de balanza de pagos relacionados con el cambio climático, dados los riesgos asociados con el modelo de financiamiento de las asociaciones público-privadas, que la sociedad civil ha destacado repetidamente en los últimos años. años (ver Observador Otoño 2022, primavera 2019, invierno 2017-2018).

READ  Por que es fácil perderse en Costa Rica

Por ejemplo, la financiación RST de $1.400 millones de Bangladesh, aceptado Se supone que el plan, emitido por la junta ejecutiva del FMI el 30 de enero, ayudará a «apalancar el financiamiento climático del sector privado», incluido un plan para «actualizar la política y el marco de asociación público-privada para abordar los riesgos climáticos». De manera similar, las «reformas elegibles» de RST de Ruanda están asociadas con $ 319 millones. financiación – incluye esfuerzos para aumentar el «capital fiscal» a través de asociaciones público-privadas, mientras que el RST de $189 millones de Barbados programa señala que el país tiene como objetivo «aumentar significativamente la financiación climática privada en los próximos tres años», incluida la reforma de su sistema de licencias de electricidad para permitir asociaciones público-privadas para la energía renovable. RST de $710 millones de Costa Rica programa – Las primeras reformas fiduciarias aprobadas incluyen la «simplificación de los trámites administrativos para la participación privada en la producción de energía renovable».

RST de Jamaica $ 764 millones paquete de financiaciónAprobado por el directorio ejecutivo del FMI el 2 de marzo, también señala que «el marco de las APP seguirá modificándose para incluir requisitos climáticos en los contratos de APP, desde la identificación del proyecto hasta la gestión del contrato».

En contraste con la reciente proliferación de condiciones de préstamo RST, una nota del FMI emitida en agosto advirtió que «las inversiones de asociaciones público-privadas implican un aumento potencialmente grande de la deuda pública como resultado de la cristalización de pasivos contingentes» (ver Observador Otoño 2022). «No hay evidencia que respalde el argumento de RST de que un ‘entorno propicio’ puede cerrar la brecha de financiamiento climático con financiamiento privado volátil», dijo Federico Sjaba de Dutch CSO Recourse. «El FMI debería garantizar derechos especiales de giro más incondicionales para los países endeudados del Sur Global para abordar los problemas de balanza de pagos que surgen de las transiciones justas».

READ  Muere el escritor español Javier Reverte a los 76 años

Ernesto Cabanas

Pionero de las redes sociales. Defensor de Internet. Gurú de los zombis. Aficionado al café. Especialista en la web. Practicante de alimentos. Ninja musical de por vida

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar