Economía

Migración a Estados Unidos: el nuevo boom migratorio cubano supera al pasado Internacional

Cientos de cubanos hacen fila frente a la Embajada de Panamá en La Habana, Cuba.Ismael Francisco (AP)

“Esta es una situación realmente dramática, hijo mío: cualquiera que salga de aquí lo hará”, dice una mujer que espera su turno para solicitar una visa frente al consulado de México en La Habana. Como todos los días de la semana, aquí se concentra una multitud desde que concertó una cita meses atrás a través de la página web de la misión diplomática en la capital cubana. Un joven mira en la pantalla de su celular un video de sus camaradas cubanos cruzando a nado el Río Grande al ritmo de un popular reggaeton. El Campeon (Maestría). Dice que uno de los creadores de la canción, un artista llamado Kimiko, acaba de cruzar la frontera mexicana a través de México. «Ella ya está bautizada.«

Debido a que es prácticamente imposible llegar al consulado en cualquier momento en el futuro cercano, algunas personas pagan cientos de dólares a personas que prometen hacer que las cosas funcionen más rápido. Este sistema que alimenta la desesperación de la gente suele acabar en trampas. La mujer que espera su turno admite que si le dan una visa de turista no va a volver a Cuba: “Mis dos hijos se fueron a Centroamérica hace un año con sus esposas. Ya están en Miami, donde acaba de nacer mi primer nieto. Mi madre y mi hermana se fueron después de la temporada especial. [a prolonged economic crisis in the 1990s]así que estoy solo».

Al igual que los familiares de esta mujer, decenas de miles de cubanos han salido recientemente del país por diversas vías. Pero ahora es diferente. Esta vez es una tormenta. Los jóvenes se van. Familias enteras se están mudando. Algunos incluso han vendido sus casas para pagar el viaje. Las autoridades cubanas aseguran que muchos otros optan por quedarse y que Estados Unidos manipula el asunto para hacer parecer que es imposible vivir en Cuba. Pero las salidas continúan sin cesar.

READ  Agencia de Noticias de los Emiratos - EAU promueve la cooperación cultural y económica con Centroamérica
La gente hace cola frente al consulado de México en La Habana en abril.
La gente hace cola frente al consulado de México en La Habana en abril. yander zamora

“La actual crisis migratoria en Cuba -y no sé por qué no se ha dicho así- me da una tristeza enorme porque es como una ola que crece constantemente y veo que sigue creciendo. nos empobrece más”, dice el escritor cubano Leonardo Padura, autor del libro Como polvo en el vientouna gran novela sobre el exilio después de la revolución.

La información de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos es elocuente. En los siete meses de octubre de 2021 a abril de 2022, casi 115 000 cubanos ingresaron ilegalmente a EE. UU. a través de la frontera con México, tres veces más que en el año fiscal anterior (entre el 1 de octubre de 2020 y el 30 de septiembre de 2021, cuando 38 500 cubanos ingresaron a Estados Unidos). Unidos por la misma ruta).

Los viajes han aumentado exponencialmente desde que Nicaragua anunció en noviembre que los ciudadanos cubanos ya no necesitan visa para ingresar a Centroamérica. Desde entonces, miles de personas han dejado la isla rumbo a Managua, la primera parada de un viaje en el que contrabandistas cruzan fronteras y pagan sobornos a autoridades corruptas para llegar a los estados del norte de México. Este es un viaje arriesgado durante el cual los migrantes pueden pagar. $ 8.000 a $ 10.000 para llegar a su destino.

En diciembre llegaron a Estados Unidos por la frontera sur 7.983 cubanos. Fueron 9.700 en enero, casi el doble que en febrero, luego 32.000 en marzo y un récord de 35.000 en abril, la misma cantidad de personas que abandonaron la isla durante la Crisis del Techo Cubano de 1994.

READ  Accuray asciende a la ex Suzanne Winter como presidenta
Migrantes cubanos durante su estadía "casa del peregrino" refugio en la Ciudad de México.
Inmigrantes cubanos durante su estancia en el albergue «Casa del Peregrino» en la Ciudad de México.nayeli cruz

“Este es un elevador de botes del Mariel tranquilo”, dice un sociólogo cubano, refiriéndose a la migración masiva de cubanos a Miami en 1980. “Y la tendencia continuará”. Y esas cifras no incluyen a los cubanos que se trasladan a otros países o intentan salir por mar, a pesar de que pueden ser expulsados ​​por la Guardia Costera: casi 1 000 potenciales migrantes han sido detenidos en los últimos cuatro meses.

Según las autoridades cubanas, entre enero y mediados de mayo más de 1.300 cubanos han sido devueltos a la isla desde México, Estados Unidos y Bahamas, frente a las 1.500 deportaciones en 2021. México incluso ha tenido que alquilar un vuelo semanal (y a veces dos) para devolver a todos los inmigrantes ilegales.

Las razones del éxodo actual son muchas, aunque quizás la principal sea el fuerte deterioro de las condiciones de vida. El país atraviesa una aguda crisis agudizada por la pandemia, la inflación por el llamado “orden monetario”, la ineficiencia del sistema productivo estatal y la lentitud de las reformas económicas. Por supuesto, también pesa el recrudecimiento del embargo de armas de Estados Unidos, que La Habana considera la principal causa de sus problemas. Es toda una tormenta que ha puesto al país por delante de la crisis migratoria, cuyas consecuencias son inciertas.

“Más que nada hay una depresión general, una absoluta falta de esperanza de que la situación nunca mejore”, dice un joven que tiene que comprar un boleto en las oficinas de una aerolínea de Copa que vuela a Centroamérica. “La gente no aguanta más”, dice. «Los jóvenes no tienen ningún incentivo para quedarse, y se van los mejores, universitarios, muy formados, incluso acomodados…» Este último dato lo confirma un diplomático europeo que explica que acaban de marcharse dos miembros de su embajada. para Estados Unidos, a pesar de que ganaban unos 1.000 dólares al mes, mucho más que cualquier salario en la isla: “Cuando les pregunté por qué se fueron, uno de ellos respondió: ‘Solo tienen una vida para vivir’.

Inmigrantes centroamericanos, haitianos y cubanos comparten conexiones en un albergue de la Ciudad de México.
Inmigrantes centroamericanos, haitianos y cubanos comparten conexiones en un albergue de la Ciudad de México.nayeli cruz

El gobierno cubano ha reconocido el «continuo aumento de la emigración ilegal» y también de la repatriación. Pero acusa a Washington de estimular ese flujo al hacer valer leyes como la Adaptación Cubana, que otorga beneficios a los migrantes de la isla y hace virtualmente imposible su deportación, y también por incumplir los acuerdos migratorios firmados entre ambos países. Estipulan que Estados Unidos debe emitir al menos 20.000 visas de inmigrantes al año, lo que no ocurre desde que la administración Trump disolvió su consulado en La Habana por supuestos «ataques de voz» contra sus funcionarios, que nunca han sido probados.

En una reciente reunión intergubernamental de alto nivel sobre temas migratorios -la primera reunión de la era Biden- Cuba acusó a Washington de una política «incoherente» que agudiza las dificultades del país por el embargo e impide la migración regular. La Habana asegura que Washington también ha presionado a países como Costa Rica y Panamá, que ahora exigen visa de tránsito a los cubanos que planean viajar a Nicaragua. Esta operación ha provocado caos y enormes colas frente a estas embajadas. capital.

A medida que se intensifique la situación en Cuba, la salida se convertirá en una válvula de escape. Y ahora las cosas están muy apretadas. Académicos, intelectuales y escritores notables como Padura han expresado su preocupación porque sienten que el futuro de la nación está garantizado. El tema se discute en las redes sociales casi a diario y se insta al gobierno a implementar los cambios (y no solo económicos) que el país necesita para dar esperanza.

Migrantes, principalmente de Cuba, bloquean el puente fronterizo Paso del Norte en Ciudad Juárez, México.
Migrantes, principalmente de Cuba, bloquean el puente fronterizo Paso del Norte en Ciudad Juárez, México.JOSÉ LUIS GONZÁLEZ (Reuters)

Padura -que nunca ha querido salir de su país- dice que ha visto gente pasar toda la noche frente a una tienda para comprar cualquier producto y venderlo a la mañana siguiente. «Escucho que casi todos se quejan de que al principio no tienen suficiente dinero, por lo que no debería sorprender que tantas personas, independientemente de su edad y estatus, estén buscando una manera de irse».

Al igual que Padura, el cineasta Fernando Pérez, autor de películas de culto como Suite Habana, ve la diferencia entre la realidad de las calles y el mundo oficial descrito por los medios estatales. “La conversación oficial va en un sentido y la realidad en otro. Es muy dañino. La gente necesita respuestas, necesita diálogo. ¿Cómo mantener el diálogo? No quiero ser disidente, pero ¿cómo puedo seguirte si lo que me dices que no tiene nada que ver con mi realidad? con? dijo en una reciente entrevista con un boletín digital oncuba.

Una pareja cubana se prepara para cruzar el Río Grande en Ciudad Acuña, México.
Una pareja cubana se prepara para cruzar el Río Grande en Ciudad Acuña, México.FÉLIX MÁRQUEZ (AP)

Antonio Calzadilla

Experto en redes sociales. Amante de la televisión galardonado. Futuro ídolo adolescente. Evangelista de la música. Gurú del café

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar