Nacionales

Sindicatos reclaman a Tránsito decisión de sancionar a buses que trasladen huelguistas

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) solicitó al Director de la Policía de Tránsito, German Marín brindar explicaciones ante su amenaza de retirar las placas al transporte especial que traslade huelguistas a diversos puntos del país.

Para ANEP las declaraciones del Director de la Policía de Tránsito son un claro ejemplo de violación a las propia Constitución Política y Convenios Internacionales.

“Estas declaraciones realizadas desde la Dirección de la Policía de Tránsito a nuestro criterio ha tenido como finalidad causar un entorpecimiento al ejercicio del movimiento de huelga, que están realizando las organizaciones sindicales, tratando de debilitar el movimiento y violentando las normas nacionales e internacionales que le prohíben a los Estados, entorpecer el ejercicio de los derechos fundamentales, entre ellos el derecho a la huelga”, manifestó Rafael Mora, encargado de la Unidad de Asesoría Jurídica de la ANEP.

El cuestionamiento de la ANEP tiene sustento en los artículos 61 de la Constitución Política que establece el derecho a huelga. Así como los Convenios Internacionales 89 y 98 de la Organización Internacional de Trabajo que establecen la prohibición expresa de que los Estados intervengan para limitar el ejercicio de los derechos de las organizaciones sindicales, entre ellos el derecho fundamental a la huelga.

“La utilización de los mecanismos de amenazas y sanciones a las personas que participan o colaboran con el movimiento, es una clara violación a la libertad sindical, que podría constituir una infracción a las leyes laborales y prácticas laborales desleales”, enfatizó Mora

Otro de los puntos legales de la ANEP para cuestionar las declaraciones del Director de Tránsito se encuentra en el artículo 396 del Código de Trabajo, que se refiere a las infracciones a las leyes de trabajo.

“A criterio de las autoridades de nuestra organización sindical, la declaración realizada por Germán Marín por un medio de prensa, sobre las sanciones y retiro de placas de los autobuses de transporte público que participen en el transporte de manifestantes es una clara limitación solapada del ejercicio del derecho fundamental a la huelga, tratando de causar un debilitamiento del movimiento al no tener el día de hoy 18 de setiembre del 2018, el servicio de transporte que habíamos venido utilizando dificultando el traslado de los y las manifestantes de diversas partes del país”, aseveró el sindicalista.

Ante este escenario, la ANEP solicita al Director de la Policía de Tránsito indicar los argumentos jurídicos o directriz por lo que se tomó la decisión de bajar placas, y sancionar a los choferes de transporte público que presten el servicio a las organizaciones sindicales.