Deporte

Un estándar para Estados Unidos, otro para El Tri

El Tri ha participado en 10 torneos de la Copa América, pero ninguno desde 2016 (Foto: Jaime Lopez / LatinContent a través de Getty Images).

El Tri abrirá su defensa de la copa de oro contra Trinidad y Tobago el sábado por la noche en Arlington, Texas. La selección mexicana es clara favorita para levantar el trofeo de la Copa Oro, aunque varios jugadores de primera opción se encuentran en Tokio con El Tri Olímpico.

El entrenador Gerardo Martino trabajó con el entrenador Under, Jaime Lozano, de 23 años, en el campo para dos equipos competitivos en torneos simultáneos. La tarea se complicó levemente por lesiones y ausencias.

Martino, por ejemplo, tuvo que reemplazar al capitán Andrés Guardado y Rodolfo Pizarron cuando ambos se llevaron un nocaut en los entrenamientos, mientras que Lozano tuvo que buscar alternativas al delantero JJ Macías y al defensa Gerardo Arteaga cuando se retiraron del equipo olímpico.

Como es, El Tri debería pasar por la fase de grupos donde se encuentran además de los trinitarios de Curazao y El Salvador. Pero nos ocupamos de lo que puede suceder en el campo en el próximo ensayo.

Doble rasero: El Tri vs.Equipo de Estados Unidos

Como campeón defensor y equipo de primer nivel de la Concacaf (México es el número 11 de clase mundial de la FIFA, el siguiente en los EE. UU. Es el número 20, Jamaica es el número 45, Costa Rica el número 50), no es de extrañar, El Tri debería ser considerado un favorito.

Pero su camino hacia la división de medallas se ve facilitado de alguna manera por la decisión de la Asociación de Fútbol de Estados Unidos de dar vacaciones a sus principales estrellas después de derrotar a México en la final de la Liga de Naciones de la Concacaf. Solo un jugador estadounidense que comenzó en la final el 7 de junio está en la lista de la Copa Oro del equipo, y solo dos de las otras naciones que ganaron la Liga de Naciones están en la lista de Gregg Berhalter.

READ  El Consejo Nacional de Deportes, Asociación de Fútbol del Distrito de Belice, organizará un curso de gol el viernes en el Complejo Deportivo Marion Jones

Bueno, esa es su prerrogativa, podría decirse. Y tal vez debería serlo, pero no lo es La posición de las grandes pelucas de Concacaf cuando México trató de apoyarse en alineaciones alternativas en la Copa Oro.

México empezó a participar Copa América, El Campeonato Regional Sudamericano y el segundo mejor torneo regional del mundo (solo detrás del Campeonato de Europa), en 1993.

El Tri no era solo comida para los grandes y malos clubes sudamericanos. México mostró impulso desde el principio y llegó a la final el año pasado, subiendo a las semifinales de sus primeras cinco apariciones.

El Tri se benefició enormemente de este evento, y México se convirtió en una cara familiar entre los 30 mejores de la FIFA cuando incluso ascendió al Top 10, al tiempo que ganó un primer lugar en la Copa del Mundo de 2006.

Poco después del Mundial de 2006, los principales ánimos de la federación regional obligaron a México a priorizar los torneos de la Concacaf. El argumento era que otros equipos de la federación se beneficiarían de jugar contra los mejores jugadores de la zona. Las superpotencias potenciales también argumentaron que México no se comportó respetuosamente con el “Equipo B” o sus equipos sub-23 que compiten en la Copa Oro, el campeonato regional.

El Tri ganó rápidamente dos copas de oro consecutivas, pero luchó en una Copa América más competitiva y rentable. Para 2016, El Tri ya no participaba en la Copa América.

Pero ahora que Estados Unidos está enviando al «Equipo B», ni una palabra de Concacaf sobre la falta de respeto. Un estándar para Estados Unidos, otro estándar para México.

READ  Gennaro Gattuso y su enfermedad: si tengo que ir, que sea en el suelo

Odds y el resto de las dos Copas

En 10 eventos de la Copa América, México alcanzó dos finales: perdió 2-1 ante el club argentino dirigido por Gabriel Batistuta en 1993y cayó 1-0 para recibir a Colombia en 2001. El Tri también ganó tres medallas de tercer lugar (1997, 1999, 2007).

Además de una competencia más dura, la Copa América también ofrece mayores ingresos. Concacaf ofrece $ 1 millón al ganador de la Copa Oro, mientras que el torneo sudamericano ofrece $ 4 millones a cada equipo participante. Sí. Cuatro veces más que la bolsa de un ganador de la Copa Oro solo por aparecer. Por cierto, el campeón de la Copa América recibirá $ 10 millones.

Uno pensaría que México merecería más atención por estar lejos del primer cuadro. Concacaf espera recibir alrededor de $ 8-10 millones por partido cuando México juegue, y si todo sale como debería, El Tri jugará seis partidos que culminarán en la final el 1 de agosto.

Este año, la Copa América terminará el mismo día en que comience la Copa Oro (10 de julio), por lo que ciertamente parece que hubiera sido posible ajustar el calendario para permitir que México juegue en ambos eventos.

Modesto Avelino

Propenso a ataques de apatía. Quien quiera ser pensador. Lector exasperantemente humilde. Evangelista musical

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar